Apasionados del motor

re-cambios

Sólo los que sois unos apasionados de las motos me entenderéis, ese subidón de adrenalina recorriéndote las venas, esa energía que recorre tu cuerpo cada vez que estas encima de una moto, esas ganas de más y más kilómetros, de vivir sobre dos ruedas.

En casa siempre hemos sido así, unos enamorados de las motos, mi padre era motero y mi madre se volvió cuando se conocieron y mi hermano y yo lo hemos visto siempre en casa y hemos crecido prácticamente encima de una moto por lo que las motos no tiene  secretos para nosotros. En casa todos tenemos moto, desde mamá y papá hasta el abuelo, todos vamos con nuestras burras a todos lados. Además mi hermano y yo disfrutamos como enanos restaurando motos viejas y haciéndolas rugir de nuevo.

Para que todo nos salga bien contamos con los mejores en recambios, una vez contactamos con http://www.re-cambios.com/y desde entonces todo lo que necesitamos lo adquirimos allí.
Si hecho un cálculo habremos restaurado como doce o trece motocicletas de vecinos y amigos y el resultado siempre ha sido muy bueno, y es que cuando lo que haces te gusta de veras es fácil que todo salga bien y sobre todo cuando estas orgulloso de tu trabajo.

La vida en casa es muy tranquila hasta que llegan las temporadas de carreras y de concentraciones moteras, ¡no nos perdemos una! Allí donde hay un buen grupo de motos allí que está la familia al completo y eso es algo muy bueno ya que somos una familia muy unida y nos queremos mucho, que mejor escusa para pasar tiempo juntos si además es algo que nos apasiona a todos. Muchos dicen que las motos son para el verano, nosotros no usamos el coche nada más que cuando es indispensable, de lo contrario todos usamos las motos, incluso cuando llueve ya que con un buen chubasquero y el casco no hay lluvia que nos haga quedarnos en casa.

Si estas pensando en comprar una moto, desde aquí te animo a hacerlo ya que podrás disfrutar de las ventajas que te ofrece tal y como puede ser el menor consumo de combustible, no tener que buscar aparcamiento, poder disfrutar del viento en la cara y ser libre de atascos y de embotellamientos una verdadera gozada si vives en una ciudad con mucho tráfico o tienes que desplazarte en varias ocasiones durante el día.