Como preparar a un niño para una mudanza internacional

mudanzasinternacionales-eu-1

En muchas ocasiones he hablado de mudanzas y en muchas ocasiones he dicho que es una situación muy traumática y de mucho estrés para la persona que la realiza, pues bien pensemos que si es así para un adulto como será para un niño, desde mi experiencia te doy algunos consejos para que tu mudanza sobre todo si es internacional sea lo más tranquila posible. En primer lugar lo que yo hice fue comunicarles el cambio que íbamos a realizar en nuestra vida, intenté explicarles que nos iríamos a otra ciudad en la que conocerían a niños nuevos y que su habitación sería mucho más grande, no sé supongo que motivándolos lo ven todo como una aventura más que como un cambio. Es importante que continuemos con la rutina en la medida de lo posible, es verdad que la casa en ese momento es un verdadero caos ya que lo tenemos todo manga por hombro y es difícil organizarse, desde luego la paciencia es la mejor arma con la que puedes combatir esta dura batalla.

Lo primero es organizarse y desde luego no está demás buscar ayuda en alguna empresa de mudanzas como http://www.mudanzasinternacionales.eu/ en la que podemos delegar el tema de los muebles y de lo que más nos cueste. Creo que en esos momentos aunque tengamos mucho lio es mejor estar más pendientes de los pequeños ya que no será fácil el cambio y necesitarán un apoyo. Es verdad que los niños enseguida se acostumbran a todo pero en estos caso suelen ser cambios radicales de idioma, costumbres, rutinas, hasta incluso cambio de horario y suelen necesitar como todos un poco de tiempo. No está demás que si tenemos la posibilidad los llevemos de visita a nuestro nuevo hogar, en el caso de irse fuera del país sería como una escapada de fin de semana a fin de que el niño conozco su nueva casa y el barrio en el que va a vivir, más que nada para que vaya familiarizándose con él, está bien que preguntemos a los niños que les parece y que nos cuenten lo que sienten, el hecho de que afloren los sentimientos es señal de que nos abrimos para contar lo que de verdad sentimos. Es un paso muy duro pero con fuerza y unión toda pasa enseguida y acabamos acostumbrándonos a todo lo que nos pongan. Es cuestión de tiempo que todo vuelva a la normalidad.