Desguaces que no podemos rechazar

desguacessanchez.com

A día de hoy vivimos en un mundo completamente irreal donde la justicia ayuda al corrupto y condena al pobre que ha robado tan solo para poder dar de comer a su familia, cada día nos quedamos con la boca abierta viendo las condenas tan insignificantes que hay en nuestro país para cierto tipo de personas y que si eres un ministro, un concejal o alguien que está metido en el gobierno desde luego no pagas con tu delito, sino más bien el juez te da una palmadita en la espalda y te dice, ¡ten más cuidado la próxima vez, hay que ir con más ojo! La verdad que es vergonzoso. Y lo peor de todo es que los demás ciudadanos nos quedamos con cara de bobos ya que se dan cuenta que por mucho que hagan nos da igual seguimos girando la cabeza y viviendo de manera penosa mientras que ellos se enriquecen a nuestra costa así sin más.

Seguimos usando cada día más la segunda mano, aunque nos digan que la hucha de las pensiones cada vez está más vacía, levantándonos muy temprano para ir a trabajar echando un montón de horas y cobrándolas a unos precios de risa, pero claro encima damos las gracias porque por lo menos tenemos trabajo. Damos las gracias a empresas que hacen lo posible porque podamos ahorrar, intentamos buscar siempre los sitios en el que más descuentos haya o por lo menos más barato nos salga, tanto con los gastos de nuestra casa como los de nuestro coche el cual intentamos conservar utilizando un desguace que nos ofrezca las piezas baratas y de buena calidad. La verdad que es una autentica pena y encima para más información debemos ver todos los días las noticias donde te ponen de mala leche escuchando que esa gentuza porque no la podemos llamar de otra manera se va de rositas con el dinero de todos los españoles. Ayer quedó claro que el marido de la infanta salía con la cabeza bien alta como diciendo ¡ale que yo me voy a Suiza y aquí os quedáis que no veo la cárcel ni en sueños! Y se queda tan pancho, y los demás con cara de bobos por mucho que le insultaran y lo abuchearan él se va como si nada a disfrutar de su nuevo país y de su familia habiéndose embolsado una cantidad indecente de dinero.