La diversion esta asegurada

pizarras-blancas.es foto 2

Las vacaciones de verano se convierten en una gran preocupación para muchos padres, entienden que sus hijos deben descansar de un curso muy duro, pero opinan que son demasiadas vacaciones en las que la mayoría no suelen dar un palo al agua. Hay quienes no trabajan y se quedan con sus hijos, los tienen todo el día o bien en la piscina, o jugando a la videoconsola o simplemente aburridos sin saber muy bien qué hacer, hay quienes les compran algún libro de verano para que no olviden lo aprendido y su verano se convierte en algo más tranquilo. Por el contrario con padres trabajando muchos se deben quedar con los abuelos son ellos a los que les toca de niñeros y los que deben improvisar en pro de tener a sus nietos entretenidos, muchos optan por llevarlos al parque a jugar bien temprano antes de que el calor empiece apretar, otros por el contrario si tienen una parcela de campo por piscina optan por llevarlos a que se refresquen y que disfruten y quien no pues se queda en casa y los niños se entretienen con la tele y poco más incluso alguno leyendo un libro.

Quien tiene más poder adquisitivo opta por los campamentos de verano o centros en los que dan clases en este tiempo, en principio los niños demuestran un claro rechazo hasta que empiezan a ir, por regla general les suele gustar mucho, conocen a muchos niños nuevos y hacen amistades en muchos casos que suelen durar por años. Cada uno a su manera intenta que sus hijos pase las vacaciones de la mejor forma posible sin llegar aburrirse e intentando que disfruten en la medida de lo posible. Claro siempre hay que tener muy en cuenta en cualquiera de los casos que he mencionado anteriormente la edad de los niños, se convierte en un papel importante ya que no se distraen con las mismas cosas, por ejemplo no es lo mismo entretener a un niños de cuatro años que a uno de diez, al pequeños puede que no le guste jugar mucho con juguetes, hay niños que no se entretienen mucho con nada y las opciones se llegan acabar, en niños de estas edades lo que más se suele utilizar es una pizarra magnética ya que suele ser un instrumento que los entretiene, además si les compramos diferentes imanes en formas y tamaños podremos lograr que se entretengan mucho más de lo que en realidad esperamos.