Los nuevos desafíos legales ante la utilización de internet en la economía contemporánea

17.1

Hoy en día, internet es un elemento clave para el desarrollo económico de las naciones. Como ya sabemos todos, internet ofrece innumerables beneficios, como la democratización de la información. Sin embargo, hay varios retos por sortear, que te los contamos acá. Para conseguir info sobre el servicio de internet, te remitimos a este sitio, uno de los tantos proveedores.

Internet y economías digitales como características de nuestros tiempos

Hemos escuchado decir varias veces que vivimos en una era en la cual una de las mayores características es la masificación del uso de internet. Haciendo la debida salvedad sobre el acceso desigual todavía a este servicio a lo largo y ancho del mundo, podemos afirmar que la penetración de él es característica de nuestro tiempo.

Pensemos en algunos hábitos cotidianos como la utilización del Homebanking, la lectura de periódicos online, el desarrollo de actividades académicas e incluso la comunicación interpersonal. Hace años, esto era impensado incluso dentro de los relatos de ciencia ficción más visionarios.

Sin embargo, un uso clave de internet es toda la amplia gama de posibilidades relacionadas con la economía, en este caso, la economía digital. Y un hecho especial: la nueva economía digital plantea toda una serie de retos desde el punto de vista legal.

Han aparecido infinidad de nuevos modelos de negocio de la mano de innovadoras start ups, pero la regulación de estas actividades continúa regida por parámetros propios del mundo analógico, que muchas veces quedan obsoletos.

Hoy en día, de hecho, la desintermediación (o una reformulación de las formas de intermediación) y el acceso inmediato a un mercado global son las señas del estatuto de los modelos de negocio de éxito en la economía digital.

Las compañías denominadas fintech, insurtech, proptech o traveltech, que han aparecido constantemente como los principales casos de éxito en este ámbito, basan su modelo de negocio en la desintermediación o reducción de costes en sectores tradicionalmente con elevados márgenes de intermediación, por ejemplo, dentro del sector banquero y financiero.

17.2

 

Asimismo y de la mano de la desintermediación, los e-commerce pueden superar con facilidad las ventas de las tiendas tradicionales y con una mínima inversión en marketing, mientras que la misma es notoriamente superior en el caso de la economía física. ¿Cuántas marcas conoces que nacieron de forma exclusivamente digital?

Algunas dificultades legales

A pesar de los esfuerzos internacionales por la homogeneización de las normativas, las particularidades de regulación regional es uno de los principales retos de los gestores de empresas digitales, lo que, en muchos casos, provoca el retraso de la implantación de determinados modelos de negocio en ciertos países y conlleva la necesidad de revisar el marco para su adaptación a la normativa local aplicable.

No casualmente han ido surgiendo acá y allá numerosas instituciones, ya sean privadas o estatales, destinadas a impulsar el desarrollo de la economía digital mediante la asistencia a las empresas digitales.

Algunos puntos clave con respecto a los desafíos que presentan las nuevas formas de economía gracias a Internet son los siguientes:

Protección de datos

La protección de datos es un tema sumamente relevante por dos razones.

En primer lugar, la razón más obvia es que cualquier negocio debe tener en cuenta que es necesario aplicar medidas de seguridad en los tratamientos de datos. Por ejemplo, protocolos de seguridad https.

Asimismo, esto es importante no solo de cara a los usuarios, sino también de cara a las empresas, ya que los usuarios de internet conocen cada vez más sobre parámetros de seguridad. Y las empresas que no estén a la altura de las nuevas exigencias de los clientes corren el riesgo de perderlos.

En segundo lugar, los datos, hoy en día, son el capital más valioso para cualquier empresa. Los datos personales, bien tratados, son fuentes de generación de valor agregado, y pueden determinar el éxito o el fracaso de una empresa.

Aspectos tributarios

La economía digital no se diferencia demasiado de la tradicional en cuanto a impuestos. Sin embargo, los especialistas creen que las categorías tributarias tradicionales deben ajustarse a estos nuevos modelos de negocio.

Un problema habitual suele ser cómo se trata a las empresas que solo comercializan a nivel local y a las que importan y exportan. Incluso otra pregunta que surge es cómo deben ser los planes de financiación para las empresas netamente digitales.

 

El derecho administrativo

Por supuesto, el derecho administrativo tampoco es ajeno a la revolución digital. Las administraciones públicas deben adaptar su labor a los nuevos tiempos, modernización en la que juega un papel fundamental su digitalización.

También juega un rol muy importante la adecuación y regulación de la contratación electrónica. Incluso la adecuación de las formas de proteger tanto a los empleadores como a los empleados. E incluso, cómo llevar un correcto control estatal de lo que es el trabajo digital.

 

Propiedad intelectual

Las empresas digitales más valiosas sostienen su valor sobre la base de la innovación. En este sentido, se abre un gran debate en torno a la figura de la propiedad intelectual, que tiene condiciones muy distintas a las tradicionales.

¿Qué sucede, por ejemplo, con el Big Data?, ¿quién es, por ejemplo, el titular de los derechos de las creaciones realizadas por inteligencias artificiales?, ¿cuáles son los puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una empresa totalmente digital?

 

Estos son solo algunos de los desafíos en términos legales que podemos mencionar al momento de hablar sobre las nuevas formas de economía digital permitidas gracias a la Internet.

¿Has tenido algún inconveniente que no recibió el correcto amparo legal? ¿Se te ocurren otros desafíos legales que no hayamos tomado en consideración?