Los fallos del motor pueden ser muy graves

motoresdyg1 (7)
Una sola avería en el motor puede llegar a ser realmente caro, es por ello que cuando se detecta sin lugar a dudas que el problema que presente el coche proviene de la máquina, asusta a más de uno. Por eso se recomienda llevar al día los mantenimientos y revisiones, para así no tener que llegar a una enfrentar una avería grave, sino poder detectarla en sus orígenes cuando aún es solucionable sin mayores contratiempos.

El motor está formado por una gran cantidad de piezas que deben coordinarse con precisión y aunque todas son importantes y necesarias, el vehículo depende en gran parte de la chispa del encendido, entrada de aire, refrigeración, lubricación y transmisión. Cuando el fallo es en alguna de esas primeras, usualmente se apagará el motor y es posible resolverlo sin que pase a mayores.

Mientras que al tratarse del sistema de refrigeración, la transmisión o la lubricación el problema es grave, debido a que se corre el riesgo de que el vehículo se dañe irremediablemente. Para comprender mejor todo esto:

Buena lubricación

Para lograr la perfecta lubricación se requiere del circuito de aceite, por donde recorre el lubricante por todo el motor al ser propulsado por la bomba de aceite. Así se le provee a las piezas móviles un asiento suave para deslizarse, cuando hay fallos el material se va desgatando con mayor rapidez porque las superficies quedan rozándose. Se pierde la tolerancia que había entre los elementos y se van atascando, golpeándose entre sí y se parten.

Refrigeración

La máquina necesita una temperatura especial para funcionar de forma adecuada. Con el calor los metales se expanden, por lo que para que la máquina se desempeñe correctamente sus piezas deben mantenerse un poco sueltas mientras están en frío y retomar la posición justa cuando alcanzan la temperatura requerida. Si el calor es excesivo, dicha expansión es demasiado; a raíz de ello las piezas se atascan cuando sucede con los pistones en los cilindros ya el motor se ha destrozado.

Transmisión

Se requiere de la sincronización de los ejes para que pueda funcionar bien la dirección del motor. Si esta se pierde, el riesgo de avería para el motor aumenta a pasos agigantados; ya que los pistones pueden impactar con las válvulas haciendo que se deformen o que partan a los pistones. Cualquiera de esas dos posibilidades son algo irreparable.

Para reemplazar el motor lo ideal es consultar con desguaces vía online, así aparte de ahorrar su presupuesto también el tiempo. Visitando https://www.motoresdyg.com puede conseguir empresas de este sector que han sido verificadas, lo cual le permite mayor seguridad en cuanto al cumplimiento de las normativas.